La piscina

La piscina es compuesta de una estructura de madera de forma octagonal en perfecta armonía con el paisaje limítrofe.
Se accede a la piscina por medio de un pequeño paso entre los dos edificios o bien bajando por una escalera de ladrillos  que conduce también al jardín.

La piscina es rodeada de un solario de madera provisto de sillas de tijeras y sombrillas. Alrededor de todo, hay un amplio jardín con dos quiscos para los huéspedes.

Encima de una colina, la piscina domina todo el valle con una atmósfera de inmersión total en la naturaleza local.